Falleció Carlos Montalvo
Los ingenieros Carlos Montalvo y Polo Ibarra, en la foto del recuerdo.
DESDE LA REDACCIÓN
www.expresocharro.com
Morelia, Mich.
21 Agosto 2012
De infarto esta madrugada
Es velado en Michoacán
Lo sepultarán en Hidalgo

Hoy en la madrugada, en la ciudad de Morelia, Michoacán, se adelantó en el camino el ingeniero Carlos Montalvo Jiménez, quien fuera, hasta el último día de su existencia, presidente de la Unión de Asociaciones de Charros del Estado de Michoacán.

Siempre que alguien se adelanta en el camino, se habla lindura y media, por lo que del Ing. Carlos Montalvo Jiménez no es la excepción. Esta madrugada víctima de un infarto pasó a mejor vida el mandamás de la charrería michoacana y su lugar será ocupado por su compadre Apolonio Ibarra Reséndiz.

Se realizará una ceremonia litúrgica de cuerpo presente en Jardines del Tiempo de la capital michoacana a las 13:30 horas, para después ser trasladado a San Bartolo Oxocalpan, en el municipio de Chapantongo, Hgo., de donde era originario para reposar en lo que será su última morada. Será sepultado al filo de la una de la tarde de este miércoles.

Del Ing. Montalvo podríamos decir muchas cosas, como que era un apasionado de la charrería, un amador de los piales y que ayudaba sobre todo a las nuevas generaciones. Cerró su ciclo a los 49 años de edad.

Carlos Montalvo, dio gran parte de su vida para fomentar y difundir el deporte de la Charrería, su entrega y pasión le permitió ser Integrante de este Consejo Directivo Nacional quien fungiera como Presidente de la Unión de Asociaciones de Charros del Estado de Michoacán del 2009 a la fecha.

Originario de San Bartolo Oxocalpan, en el municipio de Chapantongo, Hidalgo, emigro desde hace años al estado de Michoacán. Carlos Montalvo, en su vida profesional fungía actualmente como responsable de la Dirección de Organización Agraria, en el Gobierno Estatal de Michoacán

Los restos de Carlos Montalvo descansaran en su pueblo natal en el estado de Hidalgo, lugar donde será velado y este miércoles dará tributo a la madre tierra.

Le sobrevive su esposa Raquel Saldívar, sus hijos Karla y José Carlos, por quien pedimos a Dios envié resignación por tan sentida pérdida del ser querido.


LA NOTA ES RESPONSABILIDAD DEL COLUMNISTA, ya que no es necesariamente el punto de vista de este portal.